No habrá paz para los corruptos

corrupcióAyer me acerqué a Cinemes Girona para asistir a la proyección de “Corrupción: el organismo nocivo”, un documental de Pandora Box TV en el que denunciantes de corruptelas varias y expertos en transparencia, derecho y ética toman la palabra. Es un proyecto que recabó fondos de donantes particulares para llevarse a cabo –yo misma colaboré con una aportación- y no está contando con repercusión alguna en los grandes medios de comunicación. Todos sabemos cuál es la mano que mece la cuna. O deberíamos saberlo.

Gracias a “Corrupción: el organismo nocivo” podemos escuchar a Fernando Urruticoechea, un interventor municipal consecuente y honesto que allá donde va –Ermua, Leganés, Castro Urdiales, Crevillent, ahora mismo Orihuela- descubre tramas opacas y las denuncia, lo que le ha condenado a una permanente trashumancia laboral. Ante nuestros atónitos ojos comenta que, para devolver una caja de vino, el último regalo con que han intentado comprar su predisposición a hacer la vista gorda –siempre lo hacen-, ha tenido que poner dinero de su propio bolsillo. Cualquier cosa antes de aceptar un soborno, por simbólico que sea: se empieza por algo baladí y se acaba con un sobre como los que repartía Bárcenas con tanta alegría como despreocupación.

Durante el visionado del documental, también conocemos de primera mano los testimonios de Maite Carol y Albert Gadea, que proporcionaron documentación clave para el Caso Pretoria, el de Carles Martínez, que denunció el desvío de subvenciones destinadas a cursos de formación para desocupados, el de Jaume Llansó, que dimitió de su cargo en el Instituto Municipal de Promoción Económica de Mataró para no colaborar con ciertas irregularidades, y el de Itziar González, que presentó su dimisión como regidora del distrito de Ciutat Vella para no participar en una maniobra de recalificación de edificios catalogados, instigada por Millet y sus secuaces con la connivencia del alcalde de Barcelona y sus adláteres.

Todos ellos, cuando se encontraron en situaciones comprometidas, mostraron una entereza indestructible, aun teniendo tanto en contra: la partitocracia y sus múltiples tentáculos –presiones, amenazas, incidentes-, colegas de trabajo que preferían mirar hacia otro lado, y el maltrato y el ninguneo de los medios. Son personas honestas. Valientes. Y, sobre todo, antisistema, como apuntó Albert Sanfeliu, el director del documental, en el breve coloquio que prosiguió a la proyección y en el que también participaron Maite Carol y Teresa Soler, la productora.

La soledad del corredor de fondo es la misma que la del verdadero antisistema, que es quien no se deja comprar. Quien denuncia. Quien da la cara sin amedrentarse. Y, sí, quien nos reconcilia con la especie humana. Creo que se merece que le arropemos y le acompañemos. Qué menos.

Las elecciones municipales están a la vuelta de la esquina, es nuestra oportunidad para dejar de ser cómplices y recuperar la soberanía perdida. Entre tanto, contamos con más armas para combatir las malas prácticas enquistadas en nuestras instituciones. El documental no solo denuncia la corrupción y la impunidad, sino que además anima al empoderamiento de la ciudadanía y presenta una plataforma que proporciona herramientas para controlar la gestión de los ayuntamientos, http://ocmunicipal.net/. Paralelamente, la prensa alternativa –que haberla hayla- colabora con https://filtrala.org/, una plataforma independiente que facilita hacer pública aquella información que se nos oculta al garantizar la confidencialidad de los denunciantes.

A por ellos, que son pocos y cobardes, aunque se hayan blindado tan bien. No habrá paz para los corruptos. O no debería haberla.

Anuncios

3 comentarios en “No habrá paz para los corruptos

  1. Excelente!!!!! Paso el link a mis amigas catalanas que les va a interesar !! Gracias amiga! Como siempre…. Gracias

    Enviado desde mi iPad

  2. Muchísimas gracias Helena/mecenas ! 🙂 Magnífica tu crónica y motivador constatar que se cumplen nuestros objetivos al respecto de lo que os transmite el documental. Seguimos trabajando para llevar el documental al resto de capitales españolas, en cine, a pie de calle… Un fuerte abrazo. Teresa Soler – Subdirectora Documental “Corrupción, el organismo nocivo”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s