Su primera “mani”

BVwnTbPCUAAkK_e.png_largeMi hija Ángela, que cursa 2º de ESO, quiso hacer huelga el jueves. No fue una decisión baladí tomada ante la tentadora perspectiva de saltarse un día de clase, sino el fruto de una conversación familiar durante la que valoramos las peoras de la contrarreforma educativa del inefable ministro Wert.

En casa ya nos parece aberrante -anacrónico, desfasado, absurdo- el marco educativo actual, no digamos la LOMCE, que clasifica a los estudiantes entre futuros líderes y peones y que en lugar de intentar formar a ciudadanos y ciudadanas capaces de transformar el mundo parte de premisas carpetovetónicas -según José Saturnino Martínez García, profesor de sociología de la Universidad de La Laguna, “Wert queda a la derecha de Villar Palasí, el ministro de Franco que promovió la Ley General de Educación (LGE) de 1970”-. En cualquier caso, nada que no hayamos visto ya antes con mayor o menor virulencia: en este país, cada partido político que obtiene su momento de gloria electoral crea una nueva ley ideologizante con el único objetivo de adoctrinar a niños y niñas, lo mismo que se apodera de los medios públicos para manipular a la audiencia a su antojo. Es lo que tiene montar una pseudodemocracia sobre cimientos franquistas.

Decía, pues, que Ángela se sintió afectada por esta nueva involución “educativa” -entrecomillo el término porque, una vez más, los politicuchos de turno no se han sentado con maestros, pedagogos o cualquier otro profesional de la enseñanza antes de perpetrar su engendro- y, ante su voluntad de participar en el que iba a ser su primer acto de libertad de expresión, me ofrecí a acompañarla.

Llegamos a la confluencia de Pelayo con Vergara sobre las 12:30 y nos topamos con una ecléctica multitud en la que predominaban las camisetas amarillas que lucían los maestros y maestras de los colegios públicos catalanes. Ángela, curiosa, me iba preguntando por cuanta enseña se ponía ante sus ojos:

– ¿Qué es aquella bandera, con una A grande?

– Una bandera anarquista.

– ¿Y qué es “anarquista”?

– El anarquismo es una teoría que me encanta. La formularon Bakunin y Proudhon en el siglo XIX. Podríamos resumirla con su consigna, “de cada cual según sus capacidades, a cada cual según sus necesidades”. Se trataría de organizar la sociedad en pequeños grupos autónomos y autosuficientes en los que nadie mandaría sobre los demás y todo se decidiría según lo que fuera mejor para el bien común.

– Suena bien.

– Ya, la teoría es perfecta, pero, en mi opinión, es difícil que se pueda llevar a cabo, porque no todos los humanos son honestos, generosos y de buen corazón, y esa premisa es básica para que la teoría funcione. Por ejemplo, piensa en tu clase. Sois 30 alumnos: ¿tú crees que podría funcionar algo así con tus compañeros de curso?

– No… Tienes razón.

Paseamos entre banderas de UGT, CCOO y CGT, estelades, senyeres y banderas republicanas, alguna bandera casi de museo -la ya mencionada anarquista y otra comunista-, padres y madres con hijos y abuelos y abuelas con nietos, maestros y maestras de guardería e infantil, docentes de primaria y ESO, estudiantes de bachillerato y universitarios y turistas ojipláticos que tomaban fotos a diestro y siniestro. Como banda sonora, consignas en catalán y en castellano antiWert, pero también antiRigau, y la música festiva de tambores y grallas.

Cuando, bajando por Via Laietana, llegamos a la altura de la Plaza de la Catedral -tardamos una hora en llegar hasta allí- decidimos dar por finalizada nuestra asistencia. Fue una mañana verdaderamente hermosa y me encantó compartirla con mi hija.

– Mi primera muestra pública de respulsa a una decisión de nuestros gobernantes fue una plantada colectiva en el campus de la universidad.

– Pues yo lo he hecho antes, mamá, ¡te llevo ventaja!

Afortunadamente, ¡mi hija me lleva ventaja en tantísimas cosas!

Anuncios

5 comentarios en “Su primera “mani”

  1. Que bueno!!!! Recien lo Leo Hellen! Disculpa! Que bueno que converses así con tu hija y compartan ese momento y esa libertad! Un beso

    Enviado desde mi iPad

  2. Del contenido de lo que dices es tan cierto en TODAS las sociedades que conozco de cerca! Que triste! Vamos todos mal!

    Enviado desde mi iPad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s