La Cerdanya

vacaCuando se accede a la Cerdanya desde el Túnel del Cadí, se tiene la sensación de estar atravesando una frontera. Es, más que un paréntesis, un punto y aparte. Un limbo que discurre a ambos lados del Segre, entre el Pirineo y la sierra del Cadí. Por poner un ejemplo fácil para quien no haya ido nunca, se parece muchísimo al idílico hogar de los Teletubbies, aunque por sus laderas solo trotan vacas lecheras, terneras y millares de pixapins como nosotros.

Bajo mi punto de vista (que por supuesto es muy mío), existen tres cerdanyes: la francesa, la gironesa y la leridana.

Puigcerdà y sus aledaños se han convertido en un semillar de pletes (aprisco en catalán, digo yo que han escogido ese nombre para darles un aire más rústico), repletas -valga la redundancia- de casas iguales, simétricamente perfectas, con madera, piedra y pizarra en idéntica proporción. Me recuerdan a esas películas norteamericanas de los años 50 en las que Doris Day cantaba y regaba sus setos, mientras sus vecinas hacían lo mismo sin dejar de sonreír, en estudiada coreografía. Inquietante, ¿verdad?

La Cerdanya de Lleida es otra cosa (aquí se me va a notar un poco que es mi preferida). Se ven por allí también pletes y casitas pareadas, sí (son crímenes arquitectónicos que abundan por doquier, la burbuja inmobiliaria se propagó como fuego avivado por la tramuntana), pero todavía quedan pueblos y aldeas con auténticas casas de piedra antiguas, algunas en franca decadencia, otras primorosamente recuperadas para alegría y goce de todos.

Cadí

Os paso nuestras direcciones de la Cerdanya que más nos gusta:

Ca l’Abel – Hostal-restaurante familiar donde solíamos alojarnos cada vez que nos escapábamos a nuestro rincón preferido: Lles de Cerdanya. Meritxell y Francesc son los perfectos anfitriones, ella atendiendo todos los detalles, tanto en las habitaciones (sin televisor, sencillas e impolutas) como en el restaurante, y él en los fogones, preparando sabrosas especialidades elaboradas con productos autóctonos. Os recomiendo mucho la media pensión, el desayuno es formidable y a gusto de todos (amplia variedad de cositas buenas dulces y saladas) y las creaciones de Francesc, tanto para la comida como para la cena, siempre generosas y suculentas. NOTA AÑADIDA EL 18 DE OCTUBRE: me dice Meritxell que los dueños los obligan a dejar Ca l’Abel para gestionarlo ellos. Así que lo que era mi recomendación número uno deja de serlo. ¡Esperando que pronto se hagan cargo de algún hostal-restaurante en la Cerdanya! Porque en esto, como en todo, lo importante son las personas, no nos engañemos…

Ple de Bo – Núria es la reina de las mermeladas. Trabaja con ingredientes de proximidad y hace maravillas con los productos de su huerto. El sabor que no existe, lo inventa ella. Mis hijas todavía recuerdan su particularísimo quètxup casolà (ketchup casero), tan exquisito como solicitado, ¡se agota rapidísimo! Su último invento es un allioli que no repite, ¡magia potagia!, elaborado con calabaza. Vende sus productos en su casa-taller-laboratorio, en Cal Miquel, c/ de l’Església, Travesseres.

Turet – El dueño de este establecimiento de embutidos artesanales ubicado en Martinet, a pie de carretera -hace un par de años abrieron otra tienda en Puigcerdà- ostenta el título de mestre cansalader (maestro charcutero). Sus butifarras, salchichas, fuets y longanizas, con o sin pimienta, son sublimes, pero su pa de fetge –que viene a ser como un paté de campaña pero infinitamente mejor- es simplemente insuperable, y lo prepara de mil y una maneras diferentes: el clásico, con escalivada, con setas, con ciruelas y piñones… Turet, c/ del Segre 54, Martinet.

BOH – Me cuenta Cristina que abrió su acogedor y coqueto gastrobar el 1 de junio de este año, hace nada, pero que era una idea que tenía en la cabeza desde hace cuatro años. Su cocina, abierta ininterrumpidamente, y su carta, corta pero bien escogida -tres ensaladas y seis o siete “platobocadillos”-, hacen que sea una muy buena opción para comidas y cenas improvisadas o a deshoras. Mis hijas adoran sus gofres, nosotros sus gintonics de Bombay Sapphire. BOH, Plaça de Sant Roc 17, Bellver de Cerdanya.

Anuncios

2 comentarios en “La Cerdanya

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s