Gordes

Gordes

A pesar del chiste facilón que viene a la cabeza en cuanto se lee el nombrecillo en cuestión en catanyol (yo más bien lo considero una manera divertida de no olvidar el topónimo), Gordes se pronuncia gord en francés. Es una población bellísima que le ha crecido a una colina, tapizando sus laderas de hermosas casitas de piedra. Tuvimos la mala suerte de visitar Gordes un día tormentoso y gélido. Así y todo, la primera visión, desde el mirador estratégicamente ubicado para que piquemos todos los turistas de pro, simplemente corta la respiración. Nos hubiera encantado callejear un poco más, pero el viento hipohuracanado y la lluvia lateral nos hicieron desistir de tal idea. Un efecto colateral del clima hostil fue que tuvimos que refugiarnos en la coqueta cafetería-restaurante Aurore et Michel, donde sus dos simpáticas anfitrionas nos dieron todo tipo de recomendaciones e incluso nos escribieron una lista de pueblecitos cercanos que no podíamos dejar de visitar, a saber: Roussillon, Lacoste, Bonnieux y, un poco más lejos, l’Isle-sur-la-Sorgue y la Fontaine de Vaucluse. ¡Saludos para ambas desde aquí!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s