Aigues-Mortes

– ¿Por qué la ciudad de Aigues-Mortes tiene un nombre que no es francés?

– Sí que es francés, lo que pasa es que no lo pronuncias bien.

El chovinismo francés salpica con la misma creatividad y fantasía pósteres, folletos y conversaciones, y lo mismo ningunea el occitano -mientras Frédéric Mistral se revuelve en su tumba- que se mira el ombligo o analiza con precisión de entomólogo la pronunciación de los esforzados extranjeros, que nos sentimos más étrangers que el de Camus. Aunque no todos los franceses son chovinistas, por suerte para todos. Sobre todo para ellos.

La ciudad en cuestión existe gracias al trueque que hizo Luis IX de Francia (o San Luis si sois devotos) para alcanzar el Mediterráneo e irse de cruzadas a decapitar infieles (qué absurda es la naturaleza humana… todavía hoy). Suponemos que el trueque no fue demasiado difícil, porque esas tierras eran unas marismas fétidas y pantanosas (de ahí el nombre del villorrio).

Imagen

En fin, historietas aparte, la ciudad tiene mucho encanto, con esa fortaleza imponente jamás violada (no por nada: el puerto oficial de la monarquía francesa se trasladó a Marsella a la primera de cambio) desde la que se pueden contemplar tanto las espléndidas vistas hacia las cercanas salinas como las fascinantes azoteas de las casas de los lugareños. Algunas callejuelas deparan agradables sorpresas para la mirada curiosa, desde fachadas de casitas de cuento hasta pequeñas tiendas repletas de objetos de mil y un colores y cosquilleantes aromas que gritan “¡llévame contigo!”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s